Fundación Maccioni

Conoce aquí nuestros productos:

La otra cara del Alzheimer – Dentro del hogar

Por Nelson Reyes, Presidente Fundación Maccioni.

Cada 3 segundos una persona contrae algún grado de demencia en el planeta.
El costo global del Alzheimer supero el trillón de dólares el año 2018, convirtiéndose en el equivalente, en costos, a una de las 15 mayores economías a nivel mundial.
En Chile, entre dos censos, se duplicó la población de personas mayores.
Nuestra población está envejeciendo a una tasa más alta que en décadas anteriores. Pero hay más elementos distintivos en esta degradante enfermedad que no afecta solo a quien la desarrolla, sino que la sufre toda la familia.

•La enfermedad de Alzheimer es terriblemente discriminativa con las mujeres:
• Las mujeres tienen el doble de probabilidades de contraer la enfermedad que los hombres.

•La enfermedad de Alzheimer es terriblemente discriminativa con las mujeres:
• Las mujeres tienen el doble de probabilidades de contraer la enfermedad que los hombres.
• Las mujeres representan más del 70% de las cuidadoras de pacientes con Alzheimer, renunciando a sus carreras, sueños, metas y vidas para asumir el cuidado de un familiar. Cuando tratan de re insertarse laboralmente, se les hace imposible en la práctica.

La mayor parte de quienes realizan este cuidado no cuentan con el entrenamiento básico para cuidar a un paciente con Alzheimer o para mantener un cuidado mínimo de ellas mismas. Las cuidadoras que asumen este rol, al principio no saben que hacer ni donde ir para orientarse en el manejo de un paciente con Alzheimer. Por esto, se producen situaciones de mucho estrés en donde muchas cuidadoras contraen la enfermedad y algunas incluso fallecen antes que el paciente que están cuidando.

En Chile, aun no hay políticas públicas que apoyen a las cuidadoras en su sacrificada y exigente labor.
No existen redes de apoyo, salvo en algunas municipalidades, en donde pueden conectarse con otras familias viviendo esta crítica situación o contar con un número limitado de especialistas que las orienten.

Aplanar la curva y reducir la incidencia de la enfermedad

La Fundación Maccioni se ha concentrado en proyectos que permitan acercar las políticas públicas con la gente, con gestiones de corto plazo, pero también de largo plazo, buscando que en algún momento el país cuente con un Centro Nacional de Enfermedades Mentales que se base en cuatro pilares principales: Investigación, Prevención, Apoyo y Empleabilidad, especialmente a la luz de la evolución de la enfermedad en Chile y en el Mundo, en el que la pandemia ha endurecido los efectos negativos sobre la salud mental de las personas en contexto de encierro.

Se producirá un costo social y económico aun no calculado por el aumento de edad de la población y la incidencia de la enfermedad de Alzheimer, especialmente por la necesidad de contar con cuidados de mantención (hoy en día principalmente informales) y tratamiento (especialistas cuyo número es insuficiente hoy). Economías con sistemas periódicos de información y seguimiento en cuanto a población que padece esta enfermedad, como la norteamericana, han estimado que el costo que se ahorraría por detectar y prevenir a tiempo llega a los 7.9 trillones de dólares solo para ese país (población de 325.9 millones de personas en el año 2020, es decir, están asociando un valor de US$24,241 por persona en universo poblacional, considerando que su incidencia es menor que en Latinoamérica para la enfermedad de Alzheimer).

Si consideramos que a 2019 se estimó el costo mundial del Alzheimer en 1.3 trillones de dólares , para una población que sufre la enfermedad estimada en 55 millones de personas a ese año, el costo promedio (simple, sin considerar zona geográfica) es de aproximadamente US$24.000 dólares por año. Para una población chilena de 300.000 personas sufriendo la enfermedad, este costo asciende a US$7.000 millones de dólares al 2019 (costo social + costo sistema de salud), es decir, el 2,5% del PGB nacional 2019 se dedicó a esta población objetivo. Hay que aclarar, que Latinoamérica registra mayores incidencias de esta enfermedad entre la población (por hábitos alimentarios, de salud, educacionales, etc.), por lo que esta cifra debería ser mayor.

¿Cuántas familias en Chile pueden asumir un costo de US$24.000 al año para mantener con un mínimo de dignidad a un familiar con Alzheimer?

La detección temprana de la enfermedad, es decir, antes que se presenten los primeros síntomas, es CLAVE para un manejo adecuado de medidas preventivas, medidas que existen en la actualidad, con las que se puede retrasar, idealmente por largo tiempo, el desarrollo de la enfermedad.
Los latinos tenemos 1.5 veces más probabilidades de contraer Alzheimer, dado nuestros estilos de vida, hábitos de alimentación, estrés, nivel de escolaridad y contaminación en nuestros hábitats.

Esto, convierte a la enfermedad de Alzheimer en lo que será la gran pandemia de nuestra era, para la cual, las economías más desarrolladas han generado, hace décadas, estrategias de control y de manejo para comunicarlas a la población para su aplicación a tiempo y en forma efectiva.
Sin embargo, Hasta el momento, nuestra peor pandemia es la pandemia de la indiferencia.

EN DEFINITIVA, una buena estrategia preventiva debe incluir al menos:
1. Evitar la Diabetes.
2. Controlar la hipertensión.
3. Evitar golpes en la cabeza.
4. No fumar.
5. Evitar el consumo excesivo de alcohol.
6. Reducir la contaminación en el aire.
7. Reducir la obesidad en personas de edad media hacia arriba.
8. Hacer ejercicio frecuentemente.
9. Reducir los casos de depresión y estrés continuo.
10. Tratar los defectos auditivos.
11. Mantener un contacto social frecuente.
12. Lograr niveles altos de educación o mantenerse aprendiendo siempre.

En conclusión, debemos prepararnos para enfrentar con mejores herramientas, la mayoría de costo muy bajo, para evitar el desarrollo de esta enfermedad al ritmo que se proyecta actualmente. Una población bien informada es una población bien protegida y con capacidad de tomar decisiones cruciales hoy que impactarán sobre una vejez activa, digna y más independiente.

Contáctanos

+569 62383880 contacto@fundacionmaccioni.com

Redes Sociales

DONAR PARA LA FUNDACION RICARDO BENJAMIN MACCIONI

Ayuda al diagnóstico temprano y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, así como los aspectos biológicos derivados de ésta.

FUNDACION RICARDO BENJAMIN MACCIONI
RUT 65182613-6
Cuenta corriente 0221422979
Banco Itau
contacto@fundacionmaccioni.com